miércoles, octubre 13, 2004

Puente pa cruzar el charco...

Hola Cariños!

Con este ritmo tropical en el cuerpo vuelvo de Mallorca, bueno con este ritmo tropical y por lo menos con tres kilos de más. Chatis, en cuanto termine este relato me voy al gimnasio con Borja, mi entrenador particular, a ponerme remedio, que se me han puesto los kilitos todos en el culo.

Pues, queridos míos, por mucho que lo pidiesen "Los Tres Sudamericanos" (Papi es fans), sigue una teniendo que ir en Barco o en Avión a Palma. En mi caso, por supuesto Bisness Class o como se diga de Air Europa, que vale la pena pagar un poco más para ver pasar a los de turista con la mirada de envidia, mientras tu estás sentada en tu butacón tan ricamente.

A la ida muy bien. El avión en su hora y todo eso, que apenas me dió tiempo a comprar dos o tres potingues de Clinique en el Aldeasa del Prat, que para que sepais es mi tienda de cosméticos favorita. Sin embargo, a la vuelta, superfatal ¿no?. Osea que un retraso que si fuese la regla ya estarías buscando billete a Londres, o bueno, lo que hacen las petardas de ahora que se van a un Centro de Planificación Familiar a que con una pastilla les quiten el bombo ¡que maravilla!. O no, porque yo al menos tengo este acento inglés tan bueno de esa época, y no por mi, que Papi me previno muy bien del tema y me daba condones, sino porque siempre iba acompañando a las amigas.

Bueno, a lo que iba, el puente en Palma superestupendo en el mas que tiene mi amigo Agus en Valldemosa. Superdivino, con gente estupenda, superdivertida. Había de todo y nos pusimos hasta las bragas. El único que se portó fatal fue Braulio, que encima que es un colgado de todo, le cogió una pose como intelectualoide insoportable, y sólo porque El País le publica una columna. Un gilipollas insoportable, ya te digo. Como si se pensase que lo leemos. Pues ninguno. Que nosotros de obligaciones diarias como que pasamos. Que estamos por encima.

Pues nada. Que Palma muy bien. La vuelta fue lo peor que estuvimos un montonazo de tiempo tirados en el aeropuerto, en la Sala VIPS, que ir en Bissness es lo que tiene. Lo mejor es que cuando te sale el vuelo te van y te avisan. Y bueno ahí con los gin-tonics y las galletitas saladas y criticando a los guiris se nos pasó el tiempo. ¡Menos mal que iba con gente superestupenda!

Os dejos, guapisimos, que Borja me espera para quitarme este pegote del culo.

Os quiero.

lunes, octubre 11, 2004

Ponle tu mismo el title.

Mis queridos lectores.

Me encanta poder dirigirme asi a vosotros. Como si fuera una Helena Francis o una Agony Aunt de una Pronto cualquiera (en casa somos más del Hola, pero asi me entendeis). Mis queridos lectores. Una de las cosas que más me gusta de escribir es poder escribir estas cosas tan superdivinas. Igual queda mejor "Mis queridos" sin el lectores... no se ¡a ver! ¡Debate! como dice una cargada de hijos por ahí.

A Papi le envían gratis todos los libros de la Editorial 62. En casa no leemos, pero los usamos para llenar unas librerías preciosas con mucho gusto y muy caras que tenemos. Como se nos acabó el sitio en la biblioteca, los que no nos van bien con la decoración los tenemos en la habitación de la doméstica (ya se que ahora no se dice chacha, y menos asi escrito, pero vosotros sabeis a que me refiero). Un dia igual me animo y pongo por aquí alguna frase interesante que encuentre, asi os culturizais un poco con mi ayuda.

Me pregunta un sujeto que debe ser profesor de BUP, si conozco a Pocholo de Ganduxer. No lo se... y conozco a un Pocholo, pero no vive en Ganduxer, vive en Puerta de Hierro, en Madrid. Me encanta. Es consultor. Un trabajo muy importante. Cuando me compro unas gafas, unos zapatos, un bolso o cualquier complemento siempre le consulto primero porque él si que sabe.

No creo que me hayas dado clase, Mestre, porque una siempre ha ido a colegios buenos, de pago, que Papi siempre ha querido para mi lo más caro, lo que me hace más feliz.

Bueno, nenes, os dejo que salgo de viaje. A Palma. Mañana os cuento.

¡Chus!

domingo, octubre 10, 2004

¡Hola! ¡Saludos a todos!

Hola

Me llamo Sofie y estoy escribiendo por aquí porque me lo ha recomendado mi psicoterapeuta espiritual.

Intentaré postear por aquí cuando pueda, pero no se si lo podré hacer mucho porque soy una chica superocupada. Ya lo vereis por vosostros mismos el poco tiempo que tengo libre.

Vivo en la parte alta de Barcelona con mi superpapi al que lo quiero mucho. Mi papi es exconsejero, bueno, aquí le dicen exconseller pero a mi papi no le gusta mucho que le llamen asi porque le recuerda a nosequé algo de vinos, y él dice que no es camarero o algo asi.

Bueno, os dejo que me llaman al móvil.

Chao.